Drácula y el paredón

Los vampiros estaban hambrientos, y de pronto ven que su amo el conde Drácula llega con sangre que le cae de la boca.

– ¿Amo, en donde has conseguido esa deliciosa sangre?

– ¿Vieron el paredón de acá enfrente?

– Sí

– Bueno, yo no lo vi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: