Farmacia brasileña

Un argentino viaja a Río de Janeiro de vacaciones. Antes de volverse va a una farmacia, entra y se dirige al vendedor:

– Señor, necesito una aspirina

El vendedor brasileño se da vuelta y agarra una aspirina del tamaño de un plato y la sube arriba de la mesa

– Disculpe, ¿esto es un aspirina?

– En Brasil tudo mais grande, aspirinas mais grandes

– Bueno. También necesito un jarabe para la tos

El vendedor se agacha y saca desde abajo un frasco del tamaño de una gaseosa de 5 litros

– Pero…

– Señor, eu insisto, en Brasil tudo mais grande. Jarabe para la tos también mais grande. ¿Algo mais?

– No, gracias. El supositorio mejor me lo compro en Buenos Aires

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: